Este mausoleo dedicado a figuras representativas de la política española se inauguró en 1901 y es una de las joyas que podemos encontrar en la capital, un lugar aún desconocido incluso para muchos madrileños. El panteón y el campanile, formaban parte del proyecto arquitectónico anexo a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, de la que también conoceremos su historia y leyenda, además de hablar sobre el arquitecto y los escultores conociendo otras obras dispersas por la ciudad y curiosos relatos sobre ellas.