En este recorrido tendremos la oportunidad de conocer algunos de los lugares más representativos del centro histórico madrileño como la Puerta del Sol o la Plaza Mayor, desvelando sus secretos y su transformación arquitectónica a lo largo de la historia, viajando a rincones cargados de anécdotas. Pasaremos también por iglesias y comercios centenarios, una visita llena de detalles que no olvidaréis.